Cabezales de Cama 

Hay 53 productos.

Los cabeceros de cama más actuales: ¡Encuentra el cabezal de cama ideal!.

Mostrando 1 - 53 de 53 items
Mostrando 1 - 53 de 53 items

En esta sección podrás encontrar toda clase de cabeceros de cama, de diferentes formas, tipos y materiales. Tienes un catálogo extenso con la mejor selección de cabeceros en el que hemos tenido en cuenta, como principal meta, ofrecerte el conjunto con la mejor relación calidad/precio, sea cual sea la gama de precios que escojas. ¡Echa un vistazo ahora a nuestros cabezales de cama y completa tu dormitorio!

Tipos de cabeceros de cama.

En el catálogo vas a encontrar diferentes tipos de cabeceros con estéticas variadas que podemos clasificar en 3 grandes grupos que responden a tres estéticas-acabados diferentes.

Cabeceros de forja.

Los cabeceros de forja se han ido sustituyendo, con el paso de los años, pasando de clásicos y pesados forjados de hierro a estructuras tubulares ligeras y duraderas que ofrecen una estructura típica con acabados modernos y actuales. Este tipo de cabezales de cama pueden combinar con multitud de decoraciones siempre dependiendo del gusto por su estética y de saber combinarlos.

Cabeceros Tapizados.

Los cabeceros tapizados llevan entre nosotros muchos más años de los que se suele pensar. En su origen se usaban, sobretodo, dos estilos:

  •          Cabeceros tapizados con piel: estos cabeceros eran usados por familias con más recursos económicos (también se usaban telas nobles)
  •          Cabeceros tapizados patchwork: los cabezales usados por familias más sencillas, en donde se aprovechaban retales de mantas y colchas viejas para crear los tapizados y las mantas que pasaban de generación en generación.

En el catálogo puedes ver cabezales de cama de los dos tipos, aunque se ha cambiado el uso de la piel por su equivalente ecológica: la eco piel (o polipiel). La polipiel de los cabeceros tapizados actuales es un tipo de tejido que imita las pieles naturales, pero no necesita el delicado mantenimiento de éstas y ofrece otras características como cierta elasticidad, resistencia a manchas, facilidad de lavado...

El patchwork se ha convertido en una tendencia y cada vez hay más tapizados (no solo cabeceros, también hay sofás, sillas, sillones...) que usan este tipo de estética muy llamativa, agradable y fácil de integrar en ambientes eclécticos y actuales.

Cabeceros de madera.

Los cabeceros de madera son los más extendidos actualmente. Es normal, la madera es mucho más fácil de producir y las posibilidades en cuanto a combinación de formas, colores y texturas es tan grande como la cantidad de ideas que puedas tener. En el catálogo tienes muchos tipos de acabados para cada en madera en función del estilo y colores que más te gusten para el cabezal de tu cama. Te ofrecemos los mas cómodos cabeceros de madera baratos.

El uso de los cabeceros a lo largo de la historia.

Mucha gente piensa que esto de poner un cabecero coronando la cama es algo que se hace desde apenas hace 30 o 40 años, pero no es así, nada más lejos de la realidad. Separar la cabeza de la pared sobre la que dormimos ha sido una preocupación desde hace miles de años (piensa que los primeros cabeceros de hierro se remontan hasta la época de los egipcios). En esta sección encontraras cabeceros baratos y con gran estilo.

Los cabezales de cama en la actualidad.

Hay que decir que, a día de hoy, al menos en nuestro país, la función típica del cabecero de cualquier cama ha dejado de ser casi necesaria. Los cabezales de cama se han usado durante siglos porque las construcciones, habitualmente de piedra, barro, madera u otros materiales rústicos, transferían la climatología (sobre todo el frío) directamente a la cabecera de cualquier cama. Por eso era normal separar la zona de la almohada de la pared con una superficie que hiciera de "muro de contención" para el frío.

Piensa también que, aunque actualmente los acabados de las paredes son muy sólidos y no manchan, en la antigüedad no era así. En muchos pueblos y ciudades las paredes se encalaban o se recubrían de materiales cementosos que, poco a poco, se descomponían.

Dormir directamente sobre una pared que mancha o hecha polvo es poco salubre y cualquier cabecero para cama cumplía esta importante función de separar la cabeza de la pared en un tiempo tan importante como el sueño. Hoy en día no es necesario protegernos en casi ningún caso: las paredes son seguras y la calidad de las construcciones hace que las paredes no lleguen a ser tan frías como se sentían cuando eran de piedra.

Por eso los cabezales de cama han pasado de ser una necesidad funcional a una estética. La cama tradicional tiene tres partes:

  1.       Cabecero
  2.       Cama
  3.       Pie

PayPal

Confianza Mobiprix
Confianza Mobiprix
}